Día de muertos en Ejutla de Crespo, Oaxaca, 2021

By Ernesto Rodríguez en Pixabay 

Una de mis tradiciones y días favoritos de todo el año.

Les contare un poco de lo que para una mujer Originaria de Oaxaca significa el día de Muertos y cómo desde  niños se nos enseña esta hermosa tradición. Va a sonar un poco ilusionista pero la película de Coco es una clara descripción de lo que para nosotros se vive el día de muertos. Dos días al año en donde nuestros Fieles difuntos  pueden visitar a sus familiares en el mundo terrenal y aunque siempre los tenemos presenten en todo el año, es aquí donde podemos sentirlos un poquito mas.

La muerte, es un suceso del que nadie esta excepto y que todos llegaremos, pero para mí en lo particular es una fiesta, una celebración, un día donde nuestros seres queridos pueden venir a visitarnos desde la vida eterna.

A pesar de que en todo nuestro estado lo celebramos casi de la misma manera, en cada municipio tiene algo diferente.

Todo comienza el 15 de Octubre para invitar a nuestro fieles difuntos a que nos visiten en nuestro hogares el 1 y 2 de Noviembre, llevando flor de cempasúchil a su tumba. Una semana antes se prepara el chocolate, con el proceso artesanal de dorarlo, llevarlo al molino y moldearlo en bolitas, tablas o alguna decoración. Y al final tomando una taza de chocolate caliente conviviendo en familia.

Dos o tres días antes, empezamos a preparar el Mole, para los tradicionales tamales de hoja de plátano. Esta peculiar receta es muy laboriosa ya que se lleva varios procesos, primero se asan los chiles anticipadamente y  se dejan a la intemperie para que al momento de molerlo no tenga ese sabor de ahumado. Se lleva al molino y se hierve en carbon durante 3 o 4 horas. El día 30 se prepara el nixtamal para dejarlo reposar durante la noche. Hay mucha gente que este mismo día coce la carne para tenerla lista pero eso ya es de como te acomodes.

Sé que suena muy laborioso pero créeme para nosotros cada proceso lo disfrutamos mucho y lo hacemos con todo el amor para recibir al (los) invitados especiales. 

El 31 para cada integrante de la familia es un día importante y super especial ya que todos contribuimos poniendo nuestro granito de arena para que todo este listo, desde el más pequeño al mas grande. 

Desde muy temprano se preparan para cocer la carne, en la preparación de los diferentes moles , llevarlo al molino así mismo el preparado para la pasta de frijol negro y el nixtamal. Mientras que otros, van al mercado para comprar todo para el altar, flores, fruta, dulces, pan y algo especial que le haya gustado en vida como es el Mezcal. Normalmente los hombres son los que se encargan en hacer el altar de muertos durante la tarde; porque en nuestro municipio se acostumbra a que se le lleve serenata a su amada durante la noche mientras que las mujeres hacen los tamales.

El altar se hace en una mesa grande con un mantel blanco, fotografías de tu familiar o imágenes religiosas, se pueden colgar o poner sobre la mesa y por supuesto la comida, los tradicionales tamales de mole en hoja de plátano, tazas con chocolate caliente, pan de muerto, nueces, cacahuates, manzanas rojas y cualquier platillo que le haga gustado al fallecido, así mismo algún gusto como el mezcal o cigarros. 

En la parte frontal se levanta un arco con carrizos forrado con flor de birushe que simboliza la entrada al mundo de los muertos, al rededor del mismo arco, se cuelga racimos de fruta como nísperos, uvas, naranjas, limas, plátano, jícama y un collar de tejocote y en la parte de atrás cañas completas.  Tanto enfrente de la mesa, como atrás se pone la flor de terciopelo y la flor de cempasúchil y en el piso se hace una cruz con los pétalos de esta misma flor. Para esto la familia de la joven hace unos pocos tamales en el día, para que estén listos en la noche y poder ofrecerle una pequeña merienda de agradeciendo al bello gesto de la serenata.

Y llego el gran día, el 1 de noviembre antes de las 12:00 p.m., con nuestro altar listo con tamales y chocolate, se pone un caminito con flor de cempasúchil del altar a la puerta de tu casa, para enseñarle el camino a nuestros fieles difuntos, y  con un sahumerio se prende carbon y copal, es como una manera de invitar a que pase a nuestro hogar sin ningún peligro.

Así mismo en este día en mi familia se acostumbra a llevar ofrendas a nuestros mas cercanos amigos y familiares, en una canasta se pone una servilleta blanca y se le llena con pan, chocolate, tamales y alguna fruta, misma que te regresan llena pero con sus ofrendas a lo que nosotros llamamos Guelaguetza. 

Por la noche encontraras en nuestro panteón la tradicional velada  y misa a nuestro difuntos, en donde también podrás encontrar una exposición de tapetes con artistas impresionantes que nos demuestras de  esta manera el gran talento que tenemos.

El 2 de Noviembre desde muy temprano vas al panteón a llevar flores de cempasúchil. A las 12:00 se enciende el sahumerio y se cambia los tamales, el chocolate y cualquier otro platillo por una fresca para recibir a nuestros files difuntos. Tradicionalmente los tamales que se preparan son de Mole en hoja de plátano y con hoja de maíz, los de frijol negro, dulce (piña, fresa etc) de rajas, de chepil etc. 

Y así es como culminamos nuestro Día de Muertos, reuniéndonos con la familia conmemorando la memoria de nuestro ser amado.